Sistema Hidropónico DWC (Deep Water Culture)

Published :
Categories : El cultivo de marihuana

Sistema Hidropónico DWC (Deep Water Culture)

Cultivo de cannabis sin tierra..... No, no es brujería, es un método alternativo con unos resultados impresionantes.

A pesar de su nombre (DWC), Deep Water Culture no es un cultivo subterráneo, sino otra alternativa y una sencilla forma de cultivar marihuana sin tierra. Sí, has leído bien, sin tierra. La idea tras este método es muy simple. Las raíces del cannabis prosperan gracias al oxígeno, cuanto más obtengan, más nutrientes absorberán. ¿Qué significa que absorban más nutrientes? ¡Recompensas! En este caso, la recompensa de mejores cogollos y mayores rendimientos. Además, es la situación perfecta incluso para un cultivador novato. Por lo tanto, si quieres cultivar sin tierra, sigue leyendo.

El mundo de los cultivos sin tierra, aunque no muy complejo, puede ser bastante complicado en algunos entornos y en la terminología que los acompaña. Lo que hay que recordar es que cuando nos referimos a una configuración DWC, implica el uso de un solo cubo y de alimentar a las plantas con oxígeno, por medio de una bomba de aire que suministra los nutrientes a través del líquido en el que están sumergidas las raíces. La aeroponía, el riego por goteo y el sistema "mecha" son otros tipos de entornos cuyo denominador común es la falta de tierra/suelo.

Por el bien de esta guía, no vamos a entrar en detalles sobre esas configuraciones, pero las mencionamos para que las reconozcas cuando las veas en los buscadores. Cada una de ellas tiene sus ventajas y desventajas, pero todas se reducen a conocimientos, espacio y dinero. Un cultivo DWC es un término medio entre los entornos más básicos y la dificultad de un RDWC (recirculating deep water culture), en el que cada planta se alimenta de forma individual, en tiestos separados, por medio de un depósito principal.

¿Cómo funciona el DWC?

La belleza del DWC radica en su simplicidad. Sabemos que las raíces de la marihuana prosperan con el oxígeno, que a su vez aumenta su capacidad para absorber nutrientes. El sistema de DWC funciona suspendiendo las raíces de las plantas en una solución de nutrientes, y alimentándolas al mismo tiempo de oxígeno a través de la solución. Este método permite una mayor expansión de las raíces que, hasta para el más experto de los cultivadores, es todo un espectáculo la primera vez que lo ven. El cannabis se cultiva en tiestos de rejilla suspendidos y llenos de bolitas de arcilla. Los tiestos se suspenden dentro de cubos o recipientes grandes, llenos de la solución nutriente. Esta solución se oxigena con la ayuda de piedras oxigenadoras de acuario, por lo general 24/7, para poder proporcionar oxígeno a las raíces. Este oxígeno permite la absorción de los nutrientes de la solución y ¡bingo! No hace falta tierra.

Sistema Hidropónico

¿Qué necesito para montar mi propio DWC?

Como con todos los métodos de cultivo, los tiempos han cambiado y los sistemas DWC ya se pueden comprar en internet. Sin embargo, son tal y como lo hemos descrito, muy simples, por lo que si se te da bien el bricolaje, los puedes montar a un precio relativamente bajo. Básicamente, vas a necesitar lo siguiente:

- Un cubo de 13-22 litros (por planta)

- Tiestos de rejilla que quepan en el cubo (se pueden comprar en tiendas de hidroponía)

- Una bomba de aire y piedras de acuario

- 150cm de 19mm de tubo de silicona

- El medio de cultivo elegido para la parte inferior del tiesto

1) El método es tan sencillo como la lista. El tiesto de rejilla se coloca dentro del cubo (hay que asegurarse de que quepa). Deberá ajustarse con precisión para evitar movimientos y accidentes innecesarios. Ahora hay que preparar el suministro de oxígeno. Haz un pequeño orificio en el fondo del cubo, lo bastante grande como para que quepa el tubo de silicona. Un extremo estará conectado a la piedra de acuario y el otro a la bomba. Asegúrate de colocar la bomba por encima de la parte superior del cubo. Si la bomba deja de funcionar por cualquier motivo, el agua que fluye por el tubo se detendrá, y la bomba se estropeará.

2) Llena el cubo con una pequeña cantidad de agua para probar la bomba. Si ves burbujas, todo va bien. Llena el cubo con la solución de nutrientes hasta la parte superior del tiesto. El tiesto debe llenarse con el medio de cultivo elegido también hasta su parte superior. Coloca el clon o plantón en el tiesto de rejilla y relájate. ¡Ya sabes cómo cultivar con el sistema DWC! Bueno, aún no....

3) Para empezar, necesitarás un clon o una planta germinada. La elección depende de ti, pero si decides germinar tus propias semillas, lo puedes hacer primero en un cubo de lana de roca, y luego trasladarlas a los tiestos de rejilla. Hay que limpiar el cubo con la solución nutriente una vez por semana, para que todo fluya bien y las plantas estén en buena forma. Huelga decir que al estar las raíces sumergidas en una solución nutritiva, hay que comprobar los niveles de pH de forma habitual. Como con cualquier otro tipo de cultivo, tendrás que ajustarlo para que tus plantas de cannabis tengan el pH adecuado.

¿Qué ventajas tiene un entorno DWC?

La mayoría de las veces, el medio de cultivo elegido es costoso. Aquí es donde el DWC destaca. Como puedes ver, su montaje es mínimo. Si sólo cultivas unas pocas plantas, se necesita muy poco. Es ideal para un cultivador novato que quiera probar un cultivo sin tierra. Y no nos olvidamos del producto final. Una mayor absorción de nutrientes se traduce en unos cogollos de mejor calidad, y por lo general se obtienen mayores rendimientos de subidón más intenso. Este aumento de la absorción de nutrientes no se puede lograr con la tierra, debido a la falta de un suministro constante de oxígeno en las raíces. Todo esto se puede expandir fácilmente. Si quieres cultivar más plantas, aplica el mismo principio. Ya sea con múltiples tiestos de rejilla en un cubo más grande, o con una bomba de aire más potente que alimente varios cubos.