Cómo germinar semillas de Cannabis

Published :
Categories : El cultivo de marihuana

Cómo germinar semillas de Cannabis

El cultivo del cannabis a partir de la semilla no es más difícil que el de cualquier otra planta. No hay que tener un toque mágico ni dotes de jardinero.

El cultivo de cannabis a partir de semillas no es más difícil que el de cualquier otra planta. No hay que tener un toque mágico ni dotes de jardinero y no hay que tener conocimientos especiales de horticultura. Por muchas razones, el cultivo de plantas de cannabis a partir de la semilla, es mejor y más fiable que hacerlo con clones, y el camino para obtener plantas sanas con brotes de alta calidad, comienza con la germinación de la semilla.

¿Qué es la germinación?

Si nunca has cultivado una planta, la germinación es simplemente el término para el nacimiento y crecimiento inicial de una semilla. Toda semilla, aunque pequeña, dura y seca en apariencia, alberga un delicado embrión de planta, agua y hasta alimento almacenado. Todo lo que necesita es un empujón por tu parte para brotar y empezar su vida, y hay varios métodos diferentes para hacerlo. Todos los métodos puedes tener éxito, y puede que quieras probar uno o dos y ver qué técnica te ofrece los mejores resultados. Considéralo como un divertido experimento de ciencias, siendo su premio final una sana y deliciosa planta de cannabis.
best cannabis seeds zambeza

La compra de semillas online es la mejor manera de conseguir una planta de cannabis buena y fiable, con la mejor oportunidad de producir brotes. Puedes encontrar semillas en tu propio producto, pero es muy probable que estén muertas o se hayan secado. Las semillas secas y viejas son muy difíciles de germinar. Las semillas de tu bolsa son probablemente bastante oscuras y poco atractivas, y eso es señal de que están muertas, o viejas o secas. Las semillas compradas online tienen una apariencia fresca y cerosa, y así puedes saber que son jóvenes, sanas y están listas para la germinación.

El Método del Papel Absorbente

Dondequiera que vivas, es durante la primavera cuando se ve un increíble crecimiento de las plantas y aparece nueva vida verde por todas partes. La clave para una germinación exitosa de semillas de cannabis es reproducir las primaverales condiciones para las semillas, invitándolas a vegetar. Esto significa que las semillas deben estar húmedas pero no empapadas, y cálidas, pero no calientes.

Una manera sencilla de hacer esto es colocar las semillas entre capas de papel absorbente humedecido. Lo mejor es utilizar agua de lluvia para este método, y si vives en una zona lluviosa, puedes recoger el agua de la lluvia en cualquier recipiente depositado en el exterior. Si no llueve mucho donde vives, puedes sustituirla por agua embotellada y destilada. Humedece las toallas de papel con el agua limpia, asegurándote de que no se empapa ni gotea y coloca las semillas entre las capas.
De ontkieming van cannabis zaden

A continuación, pon las semillas cubiertas en una bolsa de plástico. Esto crea un ambiente cálido y húmedo, como de invernadero. También puedes colocar las semillas en un plato de vidrio o una bandeja de horno y cubrirlas con papel de plástico. Buscar un lugar oscuro para colocarlas, mientras se preparan para germinar. Un cajón de la cocina o una balda de un armario son lugares perfectos para la germinación.

Vigila las semillas diariamente para asegurarte de que el papel no se ha secado. Si se empiezan a secar, simplemente vierte más agua sobre ellas y exprímelas suavemente. No dejes que el agua se acumule en la bolsa o en la placa en las que están. Este proceso debe durar entre cinco y doce días. En algún momento de ese período, podrás ver cómo se abre la cáscara de la semilla y cómo emerge una pequeña pero fuerte raíz.

El Método Directo-en-el-Suelo

Muchos cultivadores creen que es más fácil y natural plantar las semillas de cannabis directamente en el suelo en el que crecerán y prosperarán. Si eliges utilizar el método de germinación en el suelo, recuerda que siempre tienes que mantener las macetas en el interior. Las semillas plantadas en el exterior tienen muy pocas posibilidades de germinar, porque el medio ambiente es demasiado incontrolable. El beneficio de sembrar directamente en el suelo es que no tendrás que transplantar después de la germinación. El proceso del trasplante puede ser un golpe muy fuerte para un joven sistema de raíces, y algunas personas tienen dificultad para cuidar sus semillas de cannabis en este proceso.

Con el método del suelo, tendrás que adquirir unos envases resistentes con orificios de drenaje, tierra para macetas y un fertilizante secundario para plantas. Mezcla el fertilizante y la tierra para macetas y llena los recipientes, presionándolos un poco hacia abajo. Es mejor empezar con recipientes pequeños, de no más de siete centímetros de ancho. Humedece el suelo con agua destilada o de lluvia, teniendo cuidado de no empaparlo. Haz un pequeño agujero con el dedo, de alrededor de unos 3 cm de profundidad, y coloca una semilla en él. Tratar de colocar la semilla con el extremo en punta hacia abajo.
Germinate Cannabis Seedkit

Los recipientes con las semillas deben ser guardados en una zona cálida en el interior. Se puede colocar una almohadilla calefactora para plantas debajo del suelo para ayudar a calentar los recipientes, o se puede crear calor y humedad cortando botellas de plástico por la mitad y colocándolas con cuidado sobre los recipientes, para crear un efecto invernadero. Es importante que no se moleste a las semillas, por lo que tendrás que resistir la tentación de destaparlas para ver si están brotando. Podrás ver el brote de la planta salir por la tierra en algún momento  en entre siete y catorce días, dependiendo de la cepa y de la edad de las semillas.

Otra gran manera de germinar semillas de cannabis es el uso de un seedkit . Para una excelente explicación de cómo utilizar el seedkit, vaya a Zambeza Seeds.

Medios Alternativos de Germinación

Hay otras sustancias que se pueden usar como medios eficaces para germinar las semillas de cannabis y la técnica utilizada con cualquiera de estas sustancias es la misma que la del suelo. Rockwool es un material de fibra de fieltro que es favorecido por su naturaleza porosa, y las semillas se pueden plantar directamente en él para que germinen. Se puede comprar encubos preparados para una siembra fácil y se pueden adquirir en tiendas para el hogar.

La roca de lava es otro medio exitoso para la germinación y es popular por proveer una gran superficie para que crezca el sistema de raíces.  Sin embargo, no aguanta el agua tan bien como suelo ordinario o el rockwool, y puede que no sea la mejor alternativa para un cultivador novato.