Cómo detectar, tratar y prevenir la podredumbre

Published :
Categories : El cultivo de marihuana

Cómo detectar, tratar y prevenir la podredumbre

El término "podredumbre" es suficiente para meter el miedo en los corazones de todo cultivador. Pero hay unos sencillos pasos para impedir que aparezca este hongo asesino.

La podredumbre, o "Botrytis cinerea", es tan desastrosa como suena. La idea de ver a tus queridas plantas pudrirse desde dentro es suficiente para hacer que se te hiele la sangre. Se propaga rápida y discretamente, como una silenciosa asesina con el potencial de acabar con toda la cosecha. Antes de que empieces a tapar puertas y ventanas y a poner a tus preciadas plantas en cuarentena, existen unos sencillos métodos para advertir y prevenir la temida podredumbre.

Empecemos con el primer paso: cómo identificar la podredumbre. Ser capaz de detectar pronto los síntomas y tomar las medidas necesarias, podría ser lo que evite que pierdas todas las plantas de tu cosecha, algo que nos hace estremecer a todos.

Cómo Identificar la Podredumbre

Identificar Un buen ojo es una habilidad que todo cultivador debería poseer, y buscar cambios en las plantas es algo que debe formar parte de tu rutina diaria durante las diferentes etapas. Normalmente se puede ver en ciertas áreas de la planta, como los cogollos más grandes y densos, aunque a veces causa sequedad en zonas de toda la planta. En brotes, pistilos y hojas, en lugar de en una parte específica de la planta.

Los puntos muertos suelen ser suficiente para enviarnos señales de alarma, pero otro de los síntomas es un moho blanco y esponjoso que aparece en el exterior de los cogollos. Es la primera etapa de la podredumbre y, si se pilla a tiempo, se puede curar. Esta pelusa blanca germina muy rápido, por lo que si no se observan las plantas de forma habitual, puede ser difícil de detectar. Cuando la podredumbre está avanzada, los cogollos se separan con facilidad y se descomponen en la mano. Al abrirlo, el interior del cogollo tiene un color oscuro o gris/marrón, de aspecto polvoriento. Este "polvo" son las esporas del hongo que propagan la podredumbre.

Cómo Tratar la Podredumbre

Tratar Te alegrará saber que una vez comenzada la podredumbre, la única cura posible no es destruir toda la cosecha. El truco está en arrancar los cogollos afectados tan pronto como sea posible, sin entrar en contacto con otras partes de la planta. Las esporas del hongo son fácilmente transportadas por el viento o la lluvia, por lo que dependiendo del área de cultivo, puede ser más fácil decirlo que hacerlo. Toda señal de botritis debe ser inmediatamente eliminada. Cualquier cogollo que haya empezado a desarrollar la pelusa blanca o a presentar zonas secas, debe ser cortado. Si la infección se ha extendido a toda la planta y/o a las hojas, lo mejor es arrancar toda la planta. ¡Una planta menos es mejor que nada de cannabis!

Cómo Prevenir la Podredumbre

Prevenir El paso que todos habéis estado esperando. Existen formas de prevenir la aparición de la podredumbre. Estas mismas técnicas también se pueden utilizar para tratar la podredumbre.

1) Circulación de Aire. Asegúrate de que haya siempre movimiento de aire alrededor de los cogollos y las hojas. Dependiendo del área de cultivo, esto puede ser un poco complicado, sobre todo si se encuentra en el exterior.

2) No dejes que las plantas pasen frío. Las temperaturas por encima de los 20C ayudan a evitar la germinación de las esporas del hongo.

3) No dejes que tus plantas de cannabis se mojen. Si los cogollos pasan mucho tiempo húmedos, es el caldo de cultivo ideal para la aparición del moho. Todos los hongos prosperan en ambientes húmedos, por lo que este paso es esencial.

4) Sé despiadado. Si sospechas que uno de tus cogollos está infectado, lo mejor es eliminarlo. Arráncalo con cuidado, sin que entre en contacto con otra parte de la planta o de cualquier otra planta. Siempre es mejor perder unas cuantas plantas y reflexionar sobre el medio de cultivo y qué pasos puedes tomar para evitarlo.