El origen del 420

Published :

El origen del 420

Allá por 1971, en San Rafael, Estados Unidos, un grupo de amigos comenzaría una tradición que se haría famosa y que los fumetas de todo el mundo acabarían celebrando.

¿Has escuchado alguna vez el término 4:20? Si has tenido cualquier contacto con la marihuana, ya sea consumiéndola tú o gente a tu alrededor, digamos que es bastante probable que lo hayas escuchado o hayas leído ya sobre él.

¿A QUÉ SE REFIERE EXACTAMENTE 4:20?

Bien, eso es muy sencillo de responder: se refiere a fumar hierba, tenerla o salir a conseguirla. El término se fue abriendo paso entre la cultura popular y en entornos más generales. Por ejemplo, todos los relojes de la famosa película Pulp Fiction marcan las 4:20 e incluso la ley que aprueba la marihuana terapéutica en el estado de California se llama SB420. Los estudiantes de universidad que buscan un compañero de habitación que acepte fumadores, publican anuncios que dicen "se busca compañero de habitación tolerante con 4:20" y cada año el 20 de abril fumetas de todo el mundo celebran ese día.

DE DÓNDE SALIÓ EL TÉRMINO 4:20

El origen del término es a menudo objeto de debate, y existen muchas explicaciones: se supone que es el código de la policía para referirse al acto de fumar marihuana, se supone que es la hora del té en Holanda, se dice que es el número de sustancias químicas en la hierba y hasta se comenta que tiene algo que ver con el cumpleaños de Hitler.

Para descubrir el verdadero origen de la historia del 4:20 tenemos que transportarnos en el tiempo hasta el otoño de 1971, en San Rafael, California, en los Estados Unidos. Richard Nixon era el presidente, el mundo vivía una revolución por la guerra de Vietnam, el Apollo 14 había aterrizado en la luna y regresado a la Tierra y el parque DisneyWorld acababa de abrir sus puertas por primera vez.

En el instituto de secundaria de San Rafael, un grupo de cinco amigos solía fumar hierba junto al muro del recinto escolar y se les conocía como los Waldos entre los entornos juveniles de la ciudad. Los Waldos se enteraron de que un miembro de la guarda costera tenía una plantación de marihuana cerca del puesto de vigilancia de la península de Point Reyes que ya no podía cuidar. Tratándose de la época de cosecha, al fin y al cabo era otoño, los Waldos sabían que podían conseguir un suministro de maría gratuito si fueran capaces de encontrarla, así que decidieron irse a la búsqueda del tesoro.

Además de fumetas, los Waldos eran deportistas, así que cuando acababan sus entrenamientos quedaban junto a la estatua de Louis Pasteur sobre las 4:20. Se lo recordaban unos a otros al comienzo de sus exploraciones diarias diciendo "4:20 Louis" y finalmente se suprimió el "Louis", abreviándolo con un simple 4:20. Tras reunirse se metían en el Chevrolet Impala del 66 del Waldo Steve y fumaban durante todo el trayecto hasta Point Reyes. Al llegar se liaban otro canuto y seguían fumando un porro tras otro mientras buscaban el tesoro de los tricomas.

El cultivo de plantas de marihuana nunca fue encontrado, pero el término 4:20 se había convertido en un éxito para siempre, era una especie de palabra en clave para estar fumado, o para ir a fumar. Los Waldos podían decir que salían para 4:20 y sus padres o profesores no tendrían ni idea de qué estaban hablando.

CÓMO EL 4:20 SE HIZO FAMOSO EN TODO EL MUNDO

420A finales de los años 60, la banda de rock Grateful Dead se alejaba del final de la escena hippie de San Francisco mientras los gansgters y los timadores se apoderaban de su barrio, el Haight, para asentarse en las colinas de Marin County. La nueva ubicación de los miembros de Grateful Dead resultó estar a tiro de piedra del Instituto de San Rafael, del que los Waldos eran alumnos, y con el paso de los años la zona se convirtió en un epicentro de la contracultura.

La conexión entre los Waldos y los Grateful Dead fue más allá de compartir localización. El padre del Waldo Mark era el encargado de mantenimiento de la urbanización de los Grateful Dead y el hermano del Waldo Dave era el manager de una banda telonera de los Grateful Dead, llamada Too Loose to Truck, así que solía llevarse a los Waldos a fumar porros en los camerinos durante los conciertos y en los locales de ensayo. La banda contaba con miembros como David Crosby y Phil Lesh, el bajista de los Grateful Dead. De hecho, el Waldo Patrick fumó con Phil Lesh en numerosas ocasiones.

Los Grateful Dead ensayaban en un local en la calle Front de San Rafael y los Waldos se reunían allí, escuchando esa música y rulándose porros entre ellos. Los Waldos también acudían a menudo a los conciertos y las fiestas de los Grateful Dead y merodeaban por los backstage fumando marihuana, usando siempre el término 4:20 para referirse a ella. Los miembros de la banda, siguiendo a los Waldos, también usaban a menudo el término, y de ahí se extendió a los fans de Grateful Dead.

Pero no sería hasta que la revista cannábica High Times conoció y empezó a usar la expresión, cuando el 4:20 se hizo famoso más allá del entorno de los Grateful Dead. El dominio web 420.com fue registrado por High Times a principios de los 90 y empezaron a incluirlo en todos sus eventos.

Sería en 1997 cuando el término regresaría de nuevo a los Waldos. Lo veían por todas partes, pero no tanto como cuando High Times empezó a usar esta expresión. Decidieron ponerse en contacto con la revista y aclarar su origen. El editor de High Times, Steve Hager, viajó hasta San Rafael para conocer a los Waldos y comprobar su historia. Tras hablar con la gente de la zona y analizar las pruebas, que incluían cartas y pancartas que databan de 1971, llegó a la conclusión de que su historia era verídica.

Aunque en realidad los Waldos nunca sacaron ni un céntimo con la invención del término 4:20, todos acabaron bien. Afirman que no promueven el consumo de marihuana, pero sí lo disfrutaban. Hoy en día tienen trabajos muy atareados como para fumar a menudo, aunque están seguros de que sus lápidas dirán: "Uno de los tíos del 420". Están muy orgullosos de que la expresión 4:20 que ellos acuñaron haya dado lugar a celebraciones, conciertos, fumadas, manifestaciones pacíficas y protestas a favor de la legalización por todo el mundo el 20 de abril, o como ellos lo apodaron: el 4:20.