Cannabis en Corea del Norte

Published :
Categories : Otros asuntos

Cannabis en Corea del Norte

Breve crónica del cannabis en Corea del Norte, abarcando su historia, consumo moderno y regulaciones. Por lo visto, no todo está podrido en Corea del Norte.

COREA DEL NORTE

Corea del Norte, o la República Democrática Popular de Corea, abarca la parte norte de la Península de Corea. Se formó en 1948, en el período posterior a la Segunda Guerra Mundial, conocido como Guerra Fría. Desde entonces, el país ha sido gobernado por la dinastía Kim, cuyo último dirigente, o mejor dicho, Líder Supremo, es Kim Jong-Un, una figura muy famosa en internet. La RPDC se define a sí misma como un estado socialista y autosuficiente, aunque los críticos occidentales la consideran una dictadura totalitaria. En lo que respecta a su desarrollo y condiciones de vida, Corea del Norte está muy por detrás de Corea del Sur, ya que están sometidos a sanciones comerciales debido a la naturaleza inmutable de su política externa y local.

El mundo occidental apenas sabe nada de la vida en Corea del Norte. El país está cerrado al exterior, y no desvela sus leyes ni políticas y, aunque se permite que la gente visite esta nación, sus testimonios no pueden aceptarse como 100% ciertos. Todo el que visita Corea del Norte lo hace como parte de un viaje organizado, y lo que ven durante su estancia está fuertemente censurado para que tenga el efecto deseado. Teniendo en cuenta que una completa manipulación nunca es posible, y la falta de información en otros aspectos, nuestra historia de hoy está basada en esos testimonios.

HISTORIA DEL CANNABIS EN COREA

La planta de cannabis lleva presente mucho tiempo en la zona de la Península de Corea, con pruebas que incluyen registros comerciales entre China, Corea y Japón. Apenas existen pruebas arqueológicas en Corea del Norte en la época moderna, debido a la naturaleza de su gobierno y a la falta de recursos para este tipo de investigación. Si comparamos hallazgos en China y Japón, se cree que el cáñamo fue introducido en el 5000 a.C.

En la Península de Corea hay varios hallazgos arqueológicos que indican que el cannabis se utilizaba como material textil, junto a los gusanos de seda. Al ser la cosecha esencial para esta civilización agrícola tan temprana, es lógico pensar que existían dioses asociados con ella. Magu es una diosa coreana del cannabis tomada de la mitología china. Ma significa cannabis, y gu, chica. La planta de cannabis era muy apreciada porque servía para hacer papel de alta calidad, que más adelante tuvo un gran valor en la cultura budista.

CÁÑAMO INDUSTRIAL

En la década de los 60, Corea del Norte se encontraba bajo el régimen de Kim Il-Sung, mientras el país era sacudido por una fuerte crisis económica. Fue entonces cuando se establecieron las bases de la industria del cáñamo del país. El montañoso norte fue la zona más duramente afectada por la crisis, y con el fin de lograr autosuficiencia local, se impusieron varias leyes para producir cultivos que toleraran el frío. Estos eran cáñamo, lino y sésamo, y cada condado debía cultivar al menos 300 hectáreas. Además, debido al comienzo de la industrialización, se construyeron fábricas de aceite en todos los condados agrícolas. Aunque posiblemente bienintencionadas, estas medidas fueron implementadas muy pobremente y, junto con otros factores naturales y políticos, provocaron una hambruna en la década de los 90.

Lo que sí sabemos es que en la actualidad, Corea del Norte cultiva gran cantidad de cáñamo y tiene una industria basada en productos de esta planta. Las regiones del norte del país, que tienen frontera con China, están llenas de granjas de cáñamo y son un pilar de la industria del país.

Aunque los últimos datos oficiales colocan a Corea del Norte como tercer país en la producción de cáñamo, después de España y China, existen informes extraoficiales sobre el crecimiento de esta industria. Si nos creemos estos informes, Corea del Norte está en camino de convertirse en el mayor productor de cáñamo del mundo.

También ha habido informes sobre el gobierno norcoreano apoderándose por la fuerza de sacos de cáñamo de los granjeros del norte, exigiendo una cuantiosa tasa de tres sacos por persona. Estos sacos son destinaron a fines militares. Este tipo de acciones nos proporciona una idea de la naturaleza totalitaria del régimen de Corea del Norte y nos hace dudar de la escala y calidad de su industria del cáñamo.

Por otro lado, el cáñamo ha desempeñado un papel mediador entre Corea del Norte y Corea del Sur. La empresa Andong Hemp Textile de Corea del Sur y la Saebyol General Trading de Corea del Norte, se han unido para convertirse en Pyongyang Andong Hemp Textiles, el primer negocio conjunto norte-sur que ha abierto sus puertas en la capital de Corea del Norte desde la Guerra de Corea y la división entre Corea del Norte y del Sur. Hay que mencionar que esta empresa ha sufrido grandes pérdidas debido a las sanciones comerciales impuestas a Corea del Norte.

CONSUMO DE CANNABIS

Aunque la producción de cáñamo es cada vez más aceptable en el mundo occidental, otras variedades de cannabis que producen una resina más rica en THC suelen ser reprobadas por la gente y la ley.

Por eso, precisamente, la postura de Corea del Norte sobre la marihuana podría sorprenderte. Según numerosos informes de desertores, visitantes e investigadores, o Corea del Norte no tiene ninguna ley en contra de la venta y consumo de marihuana, o no se aplica. Cabe señalar que, como miembro de las Naciones Unidas, Corea del Norte debería tener leyes que prohíban el consumo de esta sustancia.

Según unos informes de los pocos afortunados que han podido visitar la gran República Popular Democrática de Corea, comprar cannabis es muy fácil y barato. También se dice que el consumo de cannabis está muy aceptado y que se puede fumar canutos tanto en el exterior como en el interior. Aunque el consumo de marihuana por parte de turistas no garantiza su legalidad, nos proporciona una interesante visión.

Se dice que la planta de cannabis está tan extendida en Corea del Norte que crece libre como una maleza. Pero lo más seguro es que estas variedades sean cáñamo, sobre todo si se tiene en cuenta que los pocos que han probado la marihuana coreana afirman que apenas tiene efecto. Lo que coincide con el bajo nivel de THC, por lo general menos del 1%, del cáñamo.

Por otro lado, algunos afirman que, aparte de ser cultivado en granjas y crecer de forma silvestre, el cannabis también se cultiva en jardines. La variedad de cannabis conocida como "yoksam" se consume en Corea del Norte como sustituto barato del tabaco, y está más asociada con la clase obrera. Se dice que el "yoksam" se utiliza para relajarse después de un largo día de trabajo porque alivia los dolores musculares y otras dolencias parecidas. Este efecto no coincide con el cáñamo, por lo que se cree que también se consumen otras variedades de cannabis.

En el fondo, ¿por qué nos debería sorprender que los norcoreanos consuman cannabis? El estigma de la marihuana en occidente es cultural, aunque está reforzado por la ley. Una cosa está clara, los intereses financieros y regímenes gubernamentales son lo que dan forma a las leyes y, en algunos casos, hasta las opiniones de la gente, como es evidente en la historia del cannabis. Por mucho que el pueblo de Corea del Norte haya sido manipulado por su régimen totalitario durante los últimos 70 años, ¿es posible que, en lo que respecta al cannabis, el mundo occidental haya sufrido la misma suerte cegadora de la que tanto se mofa?