Cómo Hacer Tu Propio Rosin Hash

Published :
Categories : Otros asuntos

Cómo Hacer Tu Propio Rosin Hash

En un mundo de establecimientos de 24 horas, lo rápido y barato es muy atrayente pero también demasiado bueno para ser verdad. El rosin hash acaba con esto porque es rápido, barato y delicioso.

El rosin es el chico nuevo del barrio y, como todos los chicos nuevos, las chicas quieren estar con él y los chicos quieren ser él. O, en nuestro caso, los consumidores de marihuana quieren probarlo y los entusiastas del cannabis lo quieren hacer ellos mismos. Pues bien, ya no tienes que tener celos del chico nuevo, porque te vamos a enseñar a preparar tu propio Rosin Hash - sin el riesgo ni los costes de otros métodos de producción de concentrados, como el inflamable butano del BHO o los gastos asociados con la producción de aceite de Co2.

¿QUÉ ES EL ROSIN HASH?


El rosin hash es el resultado de aplicar calor y presión a los cogollos de cannabis. Su producción oscila entre un 10 y un 15% si se utiliza la materia vegetal, y un poco más con kief seco. Con unos rendimientos parecidos a los de otros métodos de extracción, pero sin el riesgo de contaminar el producto final, esta forma de concentrado de cannabis es un método sencillo y barato que lo puede hacer cualquiera. En cuanto a su aspecto, el rosin hash es una sustancia pegajosa de color dorado muy parecida al BHO.

Cómo Hacer Rosin Hash


Uno de los aspectos más atrayentes del rosin hash es que, durante el proceso de calentamiento, también se extraen muchos terpenos, que son lo que da a las plantas de cannabis su distintivo aroma y sabor. Para los que lo vayan a hacer por primera vez, se aconseja usar una variedad con la que se estén familiarizados o que les guste particularmente, porque su sabor y aroma pasarán al concentrado.

Cannabud

Utensilios


Plancha para el pelo
Papel pergamino antiadherente
Dispositivo de recogida
Cogollos de marihuana - de unos 0.2cm a 0.5cm de diámetro
Filtro de 25 micras

Nota: Si no tienes un filtro, también se puede hacer, pero facilita bastante el proceso, sobre todo si usas cogollo triturado o kief.

1. Calienta la plancha de pelo a 200*C (o 340*F). Por lo general, a menor temperatura más sabor, pero 200*C es un buen punto para empezar.

2. Corta el papel pergamino en tiras de una anchura doble de la de las planchas. Envuelve el cogollo en el filtro y colócalo en el centro del papel pergamino, dóblalo de forma que el cannabis quede envuelto en ambos, filtro y papel.

3.  Pon el paquete en las planchas y aprieta fuertemente durante 3-5 segundos. Asegúrate de que el cannabis está en el centro de la plancha para que obtenga una distribución uniforme del calor.

4. Saca el paquete y ábrelo para admirar tu rosin recién hecho. Verás una sustancia pegajosa y parecida a un chicle en el papel de pergamino. Es el rosin extraído del cogollo a través del filtro y el papel. Quita el cogollo y usa el dispositivo de recogida para despegar el rosin del papel.

5. Ya sólo tienes que repetir el proceso hasta que tengas todo el rosin que necesites. Tendrás que usar un papel nuevo cada vez, pero la producción de rosin es así de sencilla.