Comparación entre el Cáñamo Industrial y el Algodón como Cultivo Ecológico

Published :
Categories : Otros asuntos

Comparación entre el Cáñamo Industrial y el Algodón como Cultivo Ecológico

El cáñamo industrial parece superar al algodón en casi todo, desde la utilización del agua y plaguicidas hasta los beneficios para la salud y sus usos en la fabricación sustentable. Continúa leyendo para ver cómo se comparan el cáñamo y el algodón como cultivos ecológicos.

El cáñamo ha sido un aliado de la humanidad durante muchos miles de años hasta su reciente prohibición, a principios del siglo XX. Como uno de los materiales industriales más antiguos conocidos por el hombre, el cáñamo ha sido utilizado por diversas culturas hace más de 10.000 años.

El cáñamo, que cumple muchas funciones integrales como cultivo agrícola, se utiliza en la producción de fibras, alimentos, aceite y, más recientemente, de materiales de construcción. Durante la época colonial, los ciudadanos estadounidenses estaban obligados legalmente a cultivar cáñamo: un clima político muy diferente de la legislación actual en lo que respecta a este cultivo y su uso.

CÁÑAMO Y CANNABIS

El cáñamo es naturalmente un núcleo energético a nivel industrial y económico. Sin embargo, esta variedad vegetal es inseparable del cannabis psicoactivo, lo que llevó a que existan leyes y regulaciones que prohíben su cultivo en ciertas partes del mundo. La ley que fue la base de la prohibición del cáñamo fue la Ley de Tasación de la Marihuana (Marihuana Tax Act), aprobada en 1937.

El cáñamo industrial difiere de muchas maneras de la marihuana medicinal y recreativa. Algunos requisitos indican que el cáñamo industrial debe contener menos del 0,3% de THC para ser cultivado de forma legal. Incluso con estas concentraciones imperceptibles, los organismos gubernamentales siguen clasificando el cáñamo como sustancia restringida, lo cual perjudica al medioambiente, a la economía y a la innovación ambiental.

Otros cultivos industriales reemplazan al cáñamo, pero estos productos suelen ser de calidad inferior y causan un mayor impacto en el medioambiente. Uno de ellos es el algodón, capaz de producir fibras para vestimenta, así como alimento para ganado y un aceite que se puede utilizar en una amplia variedad de productos. No obstante, el algodón tiene un lado siniestro: los productores utilizan enormes cantidades de agua y plaguicidas para obtener grandes producciones del cultivo, en especial, en comparación con el cáñamo. Además, el algodón no puede competir con el cáñamo en cuanto a la diversidad y la innovación.

UTILIZACIÓN DE PLAGUICIDAS

El uso de plaguicidas, un área en investigación, es lo que más diferencia a estos dos cultivos. Ambos se pueden cultivar de manera orgánica, pero esto no es un mandato exclusivo para los cultivadores. Incluso cuando se cultiva con métodos no orgánicos, el cáñamo no requiere el uso de plaguicidas o herbicidas, solo cantidades moderadas de fertilizante para prosperar.

Por el contrario, el algodón requiere enormes cantidades de plaguicidas y herbicidas para poder crecer vigorosamente. El cultivo de algodón constituye aproximadamente el 2,5% del terreno utilizado para el agrocultivo en el mundo y utiliza un impactante 16% del total de plaguicidas del mundo. Los compuestos químicos peligrosos que se utilizan en el algodón normalmente incluyen aldicarb, forato, metamidofos y endosulfan.

De acuerdo con la Pesticide Action Network de América del Norte, los plaguicidas utilizados en el algodón, incluso cuando se utilizan de acuerdo con las instrucciones, son dañinos para las personas, la fauna y el medioambiente. "Estos plaguicidas pueden envenenar a los agricultores, filtrarse en comunidades linderas, contaminar la superficie del suelo y del agua y matar insectos y microorganismos del suelo que son beneficiosos".

USO DEL AGUA

De acuerdo con The Water Project, el 70% de la superficie de la Tierra está cubierta de agua, y un 97,5% es agua salada. Solo el 2,5% es agua dulce, y alrededor del 68,7% está congelada dentro de casquetes nevados. Esto significa que solo el 1% del agua del planeta está disponible para el uso humano. Obviamente, existen métodos utilizados para potabilizar agua salada, pero factores como la falta de agua y las sequías hacen que la preservación del agua sea un objetivo fundamental. Pero ¿qué tiene que ver todo esto con el debate entre el cáñamo industrial y el algodón?

Se utiliza una sorprendente cantidad de 20.000 litros de agua para cultivar 1kg de algodón industrial. En cambio, solo se necesitan 300-500 litros de agua para producir 1kg de cáñamo seco.

Un estudio que analiza las demandas ecológicas de diversos cultivos industriales, entre ellos, el algodón y el cáñamo, indica lo siguiente: "En la mayoría de las regiones donde se cultiva algodón, las lluvias no son suficientes para proporcionar la humedad necesaria para el crecimiento del cultivo como producción viable para el comercio. Por lo tanto, la lluvia que cae debe complementarse con humedad adicional por irrigación. La cantidad de agua que se suministra a través de varios métodos de irrigación, más comúnmente, métodos superficiales (inundación, surcos y corrugación), representa una gran demanda de recursos de agua que son muy limitados".

EFICIENCIA

Es evidente que el cáñamo es más ecológico en cuanto al uso del agua y los plaguicidas, pero ¿cómo se comparan en cuanto a la eficiencia? Parece que el cáñamo supera al algodón en esto también, en especial, en términos de uso del terreno. Por año, 1 acre de cáñamo industrial produce aproximadamente la misma cantidad de fibra que 2-3 acres de algodón.

CALIDAD DE LA FIBRA

Las fibras de cáñamo son increíblemente duraderas y estructuralmente seguras como para fabricar lonas, cuerdas resistentes e incluso velas para embarcaciones. En cuanto a la vestimenta, el cáñamo se ablanda con el tiempo, en lugar de gastarse.

POTENCIAL INDUSTRIAL DEL CÁÑAMO

¿Estás listo para sorprenderte? Ahora que ya conoces los beneficios ecológicos del cáñamo, sus diversas aplicaciones en el mundo de la fabricación te demostrarán su naturaleza versátil. Si bien el cultivo de cáñamo requiere de mucho trabajo, principalmente durante el procesamiento, parece ser un cultivo mucho más diverso y confiable. La enorme influencia del cáñamo sobre la cadena de suministro de diversas industrias incluye el uso para camas para animales, aislamiento, concreto, redes, alfombras, bolsos, calzado, vestimenta, biocompuestos, biocombustibles, cartones, papel y filtros. Esta lista solo representa lo que pueden producir los tallos. Las semillas de la planta de cáñamo pueden usarse para producir panes, leches vegetales, combustibles, revestimientos, cosméticos, alimento para animales y harinas.

PAPEL

Se dice que el papel fabricado a partir de cáñamo industrial es superior al producido a partir de árboles, ya que puede durar más tiempo y se puede reciclar más veces. Por si fuera poco, en un año, 1 acre de cáñamo industrial puede producir la misma cantidad de papel que 2-4 acres de árboles. Esto es particularmente increíble si se considera que el cáñamo crece mucho más rápido que los árboles. Como resultado, el cáñamo es más eficiente y más ecológico para la producción de papel que los árboles si se tienen en cuenta las repercusiones monstruosas de la deforestación.

HEMPCRETE

El hempcrete es un ejemplo de la eficacia del cáñamo industrial como material de construcción. El hempcrete, fabricado de una mezcla de fibras de cáñamo y cal, se puede utilizar para construir paredes en combinación con otros materiales y para aislamiento. Sorprendentemente, el hempcrete es un material mejor que carbono cero, ya que absorbe más carbono durante la existencia de la edificación que el que emite durante la construcción.

¿CÁÑAMO COMO COMBUSTIBLE?

El cáñamo se puede utilizar para fabricar metanol de manera más eficiente que otras plantas, como el maíz. Hempcar.org es un ejemplo increíble de un vehículo alimentado con cáñamo que recorrió 13.000 millas y visitó 50 ciudades en un período de 92 días, utilizando 600 galones de combustible de cáñamo.

CÁÑAMO PARA SANEAR EL SUELO

Se sabe que el cáñamo se utiliza en un proceso llamado fitorremediación, que elimina las toxinas y los contaminantes del suelo.

CARBONO NEGATIVO

El cáñamo es reconocido por su increíble habilidad para absorber grandes cantidades de CO2 durante su crecimiento. Se calculó que cada tonelada cultivada de cáñamo representa 1,63 toneladas de absorción de CO2.

Jack Herer, un famoso activista del uso del cáñamo, comentó sobre los beneficios ambientales de este y sostuvo:

"Si todos los combustibles fósiles y sus derivados, así como el uso de árboles para la fabricación de papel y para la construcción, se prohibieran para salvar el planeta, revertir el efecto invernadero y detener la deforestación, solo existe un recurso renovable anualmente capaz de proporcionar la mayoría de la producción de papel y textil del mundo, de satisfacer las necesidades de transporte, industria y energía doméstica mientras reduce la polución, reconstituye el suelo y limpia la atmósfera a la vez. La sustancia es la misma que ya se ha usado: el cáñamo de la planta de cannabis".

SEMILLA DEL CÁÑAMO

La humilde semilla del cáñamo es un alimento de alto valor nutricional lleno de beneficios increíbles para la salud humana. Como contienen grandes cantidades de ácidos grasos omega 6 y omega 3, las semillas del cáñamo también son una gran fuente de proteínas, que representan casi ¼ de las calorías totales de la semilla. Las semillas de cáñamo también ofrecen grandes cantidades de vitamina E, fósforo, potasio, sodio, magnesio, azufre, calcio, hierro y zinc. También son beneficiosas para reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, trastornos cutáneos, aliviar síntomas premenstruales y de la menopausia, y ayuda a la digestión.